Seguidores

viernes, 18 de enero de 2013

Un final sin fin.



Ahora mismo nada de lo que pensaba que tenía sentido lo tiene. Es como si releyese un libro, nuestro libro. Y de él saliesen todos los recuerdos, uno detrás de otro, nublando mi mente. Todas las preguntas que en su día me hice y creí darle respuesta, ahora vuelven sin respuestas claras. Pero al releer ese libro te das cuenta de que el final no es como te hubiese gustado, que si por ti fuera lo reescribirías a tu gusto. Pero como ya sabes, el libro ya está terminado y el final escrito. Es entonces cuando solo ves dos opciones. Una es fantasear inventando el final en tu cabeza, sabiendo de antemano que nunca será real y siempre se quedará en un sueño, o bien escribir una segunda parte donde todo cambie y por fin fuese como un día soñaste, un final sin fin. Pero siempre se dice que las segundas partes nunca fueron buenas. Lo que nadie sabe es si nosotros seremos la excepción que incumple la regla.

ME...




2 comentarios:

  1. Un libro puede tener infinidad de fines...me acuerdo cuando estaba en el colegio y había libros que escogías tu el final que querías, y eso pasa con la vida, depende que camino elijas tendrá un fin u otro...aunque si ves que no te gusta el camino por donde has ido, nunca es tarde para retroceder y volver a comenzar...
    Muack

    ResponderEliminar
  2. Exacto, opino lo mismo.
    Un beso :)

    ResponderEliminar